Dirigentes territoriales se capacitan para el desarrollo

En el marco del curso de Fortalecimiento Institucional que se está desarrollando en el Centro Regional Universitario, se llevó a cabo la semana pasada la clase de Sergio Pérez Rossi, docente investigador de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN).
El profesor habló con La Mañana acerca de la importancia de la capacitación de los dirigentes territoriales y anunció la realización de una conferencia para esta mañana, de la cual se hará cago el magíster Fabio Quetglaz y que es abierta a la comunidad.

El curso para dirigentes territoriales es llevado adelante por el Instituto para el Desarrollo del Territorio (IDT), cuenta con la participación de docentes de la UTN (como el caso de Rossi) y tiene una periodicidad quincenal.

La inquietud que culminó con la realización de este programa se generó en el seno de las propias instituciones locales, cuyos dirigentes advirtieron como una falencia la falta de capacitación para posibilitar el desarrollo territorial.

Ello surgió a partir de un estudio que, por mandato del Ministerio de Trabajo de la Nación, efectuó el IDT con las instituciones del territorio. Como producto de la intervención, se realizó un diagnóstico y se generó una propuesta territorial para el desarrollo y el fomento del empleo.

"Dentro del diagnóstico que la dirigencia del territorio (la municipalidad, el CRUB, la Unión Industrial, la Cámara de Comercio, el INTA, Ongs, etc ) se evidenció la debilidad en la dirigencia en general para estimular los procesos de desarrollo en Bolívar", puntualizó el profesor Rossi.

La propia dirigencia dijo que necesitaban fortalecerse dada la complejidad del mundo que vivimos y teniendo en cuenta la problemática del desarrollo territorial en la actualidad. Los dirigentes dijeron "no estamos a la altura de esa complejidad".

Este puntapié fue retomado por el Ministerio, que entendió que esa debilidad se puede trabajar a partir de un programa de fortalecimiento, es decir, el curso que se está brindando en Bolívar, que fue aprobado el año pasado y puesto en vigencia en abril del presente.

Hay dirigentes que están concurriendo desde el principio del curso pero además, se han sumado otras personas y lo pueden seguir haciendo. No tiene costo alguno y redunda en beneficios de los actores que participan y de las instituciones que se verán "fortalecidas".

Normalmente, en este tipo de cursos, hay entre siete y doce instituciones participando del proceso (en ciudades como ésta), con dos o tres personas por cada una. Estos no son programas de fortalecimiento multiactorales, aclaró oportunamente el docente. En la segunda fase, si se trabajó bien en la primera, la gente se suma.

En tal sentido, sostuvo el docente que "cada tanto hacemos una recuperación de los temas como para que si alguien se suma, no quede desprovisto, más allá de que hay una hilación temática de principio a fin".

El curso tiene como ejes las teorías sobre el desarrollo territorial (no es lo mismo que crecimiento económico), que implica un abordaje mucho más complejo. Al respecto Rossi dijo que no se minimiza la cuestión económica financiera, "aunque dejamos en claro que es parte de la cuestión pero no es determinante".

Los cuatro ejes a los que se pueden sumar otros en función de las diversidades territoriales son: desarrollo económico y fomento productivo, ordenamiento territorial e infraestructura, ordenamiento socios culturales y aspectos institucionales y finanzas.

También se otorgan herramientas para el armado de agendas en las estrategias de desarrollo, con enfoque institucional, ambiental, arquitectónico, económico. Parte de esas cuestiones implican mostrar teoría, casuística y bajada a las diferentes realidades locales.

Según precisó el docente la capacitación es permanente y constante para todos, porque el mundo tiene cada vez más complejidad en todas las temáticas, por lo cual este tipo de cursos se deberá inscribir en el marco de un interés por la búsqueda ininterrumpida de superación.

Al respecto, Rossi explicó que "una planificación estratégica para el desarrollo implica tener un norte, y ordenar los recursos en su función, con un camino concertado con las instituciones del territorio. Porque de lo contrario, o no hay norte o lo hay pero cada uno va por su andarivel, con dispersión de esfuerzos y su impacto es light".

En ese entendimiento, en toda planificación, las evaluaciones periódicas son clave. Para ver los grados de dispersión, la utilización de los recursos, quienes son los responsables en cada caso, entre otros aspectos.

Comentá la nota