Denuncian que Nación sólo envió 220 gendarmes a Rosario

Denuncian que Nación sólo envió 220 gendarmes a Rosario

La cantidad de efectivos que arribaron a la ciudad esta semana fue el dato guardado bajo siete llaves.

El número de gendarmes que desembarcaron en Rosario -220- sólo garantizaría patrullajes de 70 efectivos por turno, una cantidad significativamente menor a lo esperado por la población y las autoridades provinciales, revelaron a LPO fuentes del socialismo gobernante.

Las patrullas se destinaron a barrio Tablada y Santa Lucía -dos de los más calientes de la ciudad- y una unidad montada en el Parque Independencia. También se enviaron 16 camionetas y tres caballos.

Sin embargo, desde el Frente Progresista evitaron abrir una nueva polémica con la Casa Rosada y el gobernador Miguel Lifschitz, prefirió ver el lado positivo de la decisión. "Es un punto de comienzo promisorio la decisión del gobierno nacional de poder trabajar conjuntamente con la provincia en este tema", sostuvo.

Es que luego de las denuncias de Lilita Carrió y otros miembros de Cambiemos contra el ex gobernador socialista, Antonio Bonfatti, el ánimo en el gobernante Frente Progresista, es poner paños fríos a la tensión con la administración de Macri.

En total la Casa Rosada envió 220 gendarmes a Rosario que alcanzan sólo para patrullar los barrios Tablada y Santa Lucía, además de una pequeña patrulla en el Parque Independencia.

Es que luego de los fuertes roces entre las dos gestiones y en medio de la tensión que aportó el clima social por la inseguridad, los dos gobierno -nacional y provincial- acordaron bajar los decibeles en las críticas mutuas.

Por ello, desde el Frente Progresista también evitaron responder sobre la cantidad de gendarmes que llegaron y se limitaron a subrayar el buen diálogo que se inauguró luego de nueve meses de fuego cruzado con el gobierno de Mauricio Macri.

Sin embargo, fuentes policiales consultadas por este medio confirmaron que sólo se destinaron 220 efectivos, un número muy inferior y alejado de los megaoperativos televisados que montó Sergio Berni cuando era secretario de Seguridad.

En dicha oportunidad, los más de dos mil agentes saturaron la ciudad con su presencia pero por períodos muy breves, ahora desde el gobierno nacional aseguran que habrá continuidad en el marco del plan "Argentina sin narcotráfico" que apunta a hacer mejoras estructurales en materia de seguridad.

Para tal fin, y como condición acordada entre Lifschitz y Macri, los dos niveles trabajarán de manera coordinada y el próximo lunes se realizará la primer reunión del comando unificado entre los ministerios nacional y provincial.

Según fuentes de seguridad locales, en esa reunión se definirán líneas de trabajo concretas para evaluar y concordar distintos operativos.

Respecto a los costos que implicará la presencia de fuerzas federales en las once localidades donde prestarán servicio, correrá por cuenta y cargo del gobierno nacional, otra diferencia sustancial respecto a la anterior gestión cuando se le exigía el pago al gobierno de Santa Fe.

Cuestionan al jefe del operativo

Desde el Frente Social y Popular -FSP- el diputado provincial Carlos del Frade denunció al comandante de Inteligencia Criminal de Gendarmería, Claudio Brilloni, quien estará a cargo del operativo en Santa Fe.

Según el legislador, "hace diez años Brilloni estuvo al mando de un operativo conjunto con la DEA donde se intentó realizar una entrega vigilada de 190 kilos de cocaína que se terminó perdiendo y que en su momento lo denunció el periodista Walter Goobar", recordó en diálogo con LPO.

A su vez, Brilloni estuvo a cargo del disparatado operativo para dar con los tres prófugos del Triple Crimen que derivó en una secuencia de escándalos en el territorio santafesino, con tiroteo entre gendarmes incluido y que finalmente fueron capturados por la policía provincial, germen de la mala relación entre Lifschitz y Macri.

Para del Frade, "el objetivo del gobierno en materia de narcotráfico es una extensión del Plan Colombia en Argentina que está claramente definido en el Decreto 228 del 21 de enero donde los fundamentos para la emergencia en seguridad que firmó Macri son los mismos que los argumentados por -Álvaro- Uribe".

"El objetivo es ejercer el control social mientras que el negocio del narcotráfico se va a ver cada vez más fortalecido" sostuvo el periodista y diputado.

A su vez, del Frade consideró que la llegada de 400 efectivos para las once ciudades de la provincia "es fulbito para la tribuna. Mandaron 500 para capturar a tres tipos pero para darle seguridad a la gente mandan cien menos" criticó.

Comentá la nota