Cristina juega al misterio y saca a la vieja guardia de los primeros lugares

Cristina juega al misterio y saca a la vieja guardia de los primeros lugares

Aunque evitó confirmar su candidatura en público, en el kirchnerismo daban por segura la postulación de CFK. Habrá caras nuevas entre los candidatos nacionales.

Cristina Kirchner permaneció ayer en su departamento de Recoleta entre reuniones y llamados con sus dirigentes más cercanos, en pleno armado de las listas para los candidatos que aspiran a ocupar un lugar en el Congreso y monitoreando lo que ocurría al mismo tiempo con otros espacios de la oposición, como el de Florencio Randazzo y el de Sergio Massa.

Cerca de la ex presidenta nadie pone en duda su candidatura, y aseguran que lo comunicará a media tarde, posiblemente a través de sus redes sociales. La única incógnita que había era si encabezaría la lista de senadores o diputados nacionales, aunque las versiones más fuertes la ubicaban en la Cámara alta.

“La única posibilidad de que ingrese a Diputados es si se da un enroque extraño entre ella y Máximo (su hijo), en el que él se postule por Santa Cruz, para fortalecer al kirchnerismo en la provincia. A los dos juntos en la Cámara de Diputados no los veo”, confió un dirigente que conoce los movimientos del kirchnerismo.

El manejo de la información por parte del kirchnerismo, siempre hermético, arrojaba una certeza y muchas dudas. Lo que sí está confirmado es que entre los primeros lugares de diputados y senadores nacionales habrá muchas caras nuevas. Y que los de la vieja guardia estarán o en la Legislatura bonaerense, o en algún Concejo Deliberante, o se irán a sus casas. Los únicos que tendrían asegurado un lugar son los diputados nacionales Héctor Recalde –actual jefe del bloque– y Juliana Di Tullio, de buena llegada a la ex presidenta.

El ex intendente de La Matanza, Fernando Espinoza, sonaba para encabezar la lista de legisladores provinciales por la tercera sección electoral, junto a la diputada nacional María Teresa García y el intendente Alberto Descalzo (Ituzaingó), quien pidió especialmente competir para dejarle el municipio a Pablo Descalzo, su hijo, tras 22 años de gestión consecutivos. Algo similar hará Julio Pereyra, intendente de Florencio Varela, quien encabezaría la lista de la primera sección electoral y dejaría la Comuna a un dirigente joven.

Espinoza también era uno de los posibles candidatos en el primer lugar de la lista de diputados nacionales, aunque el resto de los intendentes que apoyan a CFK no estaban tan de acuerdo y buscaban otro nombre para ese lugar.

Una incógnita era el futuro de Daniel Scioli. Había versiones de todo tipo. Desde que podía ser una figura importante en la campaña, hasta que podría ser enviado como candidato a senador bonaerense.

Cristina utilizó ayer su cuenta de Twitter para elogiar al dirigente social Juan Grabois, cercano al Papa, criticado la semana pasada por el periodista Horacio Vertbisky. Grabois apoya la candidatura de Florencio Randazzo, y algunos entendieron el elogio como un mensaje hacia ese sector. Durante el día, hubo versiones varias que daban cuenta de llamados cruzados entre intendentes que siguen a la ex presidenta y el espacio de Randazzo. Algunos dicen que para tratar de convencerlo de la unidad a último momento, otros, que era para intentar sacarle dirigentes de su estructura, algo que sí probaron desde que la ex presidenta creó el frente Unidad Ciudadana y dejó afuera al PJ.

Comentá la nota