La Corte respaldó el pedido de los jueces de más fondos para controlar la campaña

La Corte respaldó el pedido de los jueces de más fondos para controlar la campaña

Lorenzetti les dijo que reforzará el control del financiamiento con más contadores; Frigerio los recibió más tarde en la Casa Rosada

Jueces federales con competencia electoral en todo el país recibieron ayer el respaldo de la Corte Suprema a su pedido de tener a disposición más contadores para controlar el financiamiento de la próxima campaña electoral. Al mismo tiempo reclamaron al Gobierno ayuda para organizar sin sobresaltos las elecciones legislativas por venir.

Por la mañana, los jueces de la Cámara Nacional Electoral Santiago Corcuera y Alberto Dalla Via se reunieron con el presidente de la Corte, Ricardo Lorenzetti. Le pidieron contratar más contadores para controlar los gastos de campaña. El juez supremo les dijo que se está ampliando el cuerpo de auditores y que ya hay acuerdo entre la Corte y el Consejo de la Magistratura para hacerlo.

El Consejo de la Magistratura ya aprobó las partidas, pero la plata aún no aparece. El área administrativa de la Corte hará las gestiones ante el Poder Ejecutivo para destrabar las partidas. Actualmente hay ocho contadores y el proyecto original hablaba de ampliar el número a 25. No serán tan pocos y tampoco tantos, dijeron fuentes judiciales.

En la justicia electoral se interpretó el apoyo del presidente de la Corte a los reclamos de más auditores como un gesto de respaldo frente a las investigaciones abiertas en torno al financiamiento de las campañas.

Los camaristas se mostraron especialmente interesados en que los jueces electorales resuelvan sobre los informe de gastos de campaña de las elecciones de 2015.

En particular, sobre las presentaciones del Frente para la Victoria, el Frente Renovador y Cambiemos de las presidenciales 2015, que la jueza María Servini debe aprobar o rechazar. El juzgado pidió ampliaciones y explicaciones a las agrupaciones políticas en dos oportunidades y la Cámara Electoral instó a que se dicte una resolución.

A media mañana, los camaristas se reunieron a solas en el hotel NH del centro porteño con todos los jueces federales con competencia electoral del país. Se ajustaron cuestiones operativas de las elecciones con los representantes de la las fuerzas encargadas de controlar las urnas, dijeron fuentes judiciales.

Por la tarde, tras el almuerzo, el grupo se dirigió a la Casa de Gobierno, donde fueron recibidos por el ministro del Interior, Rogelio Frigerio. Allí se plantearon la necesidad de pagar a los delegados y autoridades de mesa los 900 pesos previstos, sin atrasos. Y cada juez planteó los problemas puntuales en cada jurisdicción.

Por ejemplo, en Tierra del Fuego hay un padrón nacional y otro provincial, que tiene 29.000 votantes más que ya no viven en la provincia, lo que da lugar al fraude. En Santa Cruz, donde ya van tres meses sin clases por el conflicto docente, no se sabe qué pasará en las escuelas.

En Corrientes hay tres departamentos bajo el agua por las inundaciones y en Tierra del Fuego y Santa Cruz hay que armar operativos especiales para trasladar las urnas por el severo clima invernal.

En la reunión con Frigerio hubo calma. No se hicieron públicos los reclamos, como ocurrió anteayer cuando los camaristas Corcuera y Dalla Via que pidieron al gobierno herramientas para controlar las elecciones.

Según el secretario de Asuntos Políticos, Adrián Pérez, fue una reunión "operativa". "Nadie planteó nada de eso", reconoció la jueza Servini, en referencia a los reclamos. La magistrada también se mostró de acuerdo con suspender las PASO, en sintonía con lo que dijo ayer el jefe de Gabinete, Marcos Peña. "Son un gasto innecesario", argumentó, aunque remarco que no es éste el momento de discutirlo.

Comentá la nota