Corpacci aceptó la renuncia de Barros y se gesta el nuevo gabinete

Corpacci aceptó la renuncia de Barros y se gesta el nuevo gabinete

El miércoles tomará funciones en Buenos Aires. No trascendió oficialmente quién lo reemplazará en el ministerio.

Comenzaron las modificaciones en el gabinete que encabeza la gobernadora Lucía Corpacci. Sucede que la mandataria local ya aceptó la renuncia del ministro de Desarrollo Social, Daniel Barros, el cual pasará a tomar funciones como directivo en Yacimientos Mineros Agua de Dionisio (YMAD). 

De esta forma, se da el puntapié formal a la serie de cambios que llevará al armado de un nuevo gabinete apuntando a los dos años que le quedan de gestión a la Gobernadora.

Sucede que, además de Barros, dejarán su cargo otros tres ministros. Ellos sin contar un importante grupo de funcionarios que en las últimas elecciones de medio término participaron como candidatos, ya sea apuntando al Congreso como a la Legislatura provincial.

Éstos, en pocas semanas, asumirán sus nuevas funciones en las cámaras a las que accedieron por el voto popular.

Para el caso, los actuales funcionarios a cargo de carteras ministeriales y electos para cumplir otras tareas son: Gustavo Saadi (ministro de Gobierno y Justicia), Raúl Chico (ministro de Producción y Desarrollo), Ricardo Aredes (ministro de Hacienda y Finanzas).

Además, ingresarán a la cámara baja de la Legislatura catamarqueña Armando Zavaleta (secretario de Ambiente), Marcelo Murúa (administrador de Catastro), Juan Denett (director de Seguridad) y Mónica Zalazar (directora del hospital Eva Perón).

Estos cambios obligados, sumados al alejamiento de Barros, quien se integrará a YMAD, llevan a la jefa de Estado a una profunda evaluación para definir quiénes la acompañarán en el tramo de dos años que le restan a su segundo mandato.

Asunción

De acuerdo a lo indicado por fuentes cercanas a Barros, el extitular de la cartera de Desarrollo Social tomará funciones en YMAD el miércoles venidero.

En principio, será en la reunión del directorio en Buenos Aires.

Comentá la nota