Cornejo se alió con sus pares contra Vidal

Cornejo se alió con sus pares contra Vidal

El gobernador acompañó el reclamo formal de sus pares de otras provincias por la coparticipación pese a su sintonía política con la bonaerense. "Primero está la defensa de los recursos de mi provincia", destacó.

Dieciséis gobernadores rubricaron esta tarde un documento en el que piden a la Corte Suprema que evite pronunciarse en el reclamo de la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal por recursos adeudados del Fondo del Conurbano.

Entre los mandatarios firmantes estuvo Alfredo Cornejo quien pese a coincidir en la alianza política con Vidal, destacó que primero está la defensa de los recursos de Mendoza.

"Creo que es injusto que esté congelado el Fondo del Conurbano bonaerense, pero no se puede remediar esa injusticia con otra injusticia, como sería quitarle fondos a las otras provincias. Hay que buscar una armonía con el Gobierno Nacional. Primero está la defensa de los recursos de mi provincia, antes que nada. Que yo pertenezca al Frente Cambiemos no significa que tenga que suscribir todo lo que diga un gobernador del mismo signo político", aseguró Cornejo.

Es legítimo que la provincia de Buenos Aires reclame a la Corte, como también es legítimo que Mendoza cuide sus recursos. Alrededor de 2.700 millones perdería la provincia, según como resuelva la Corte", agregó.

Los primeros mandatarios provinciales más tres vicegobernadores se reunieron esta tarde en la Casa de San Juan, en el centro porteño, para analizar el reclamo judicial del gobierno bonaerense que busca recuperar para ese distrito recursos del Fondo del Conurbano, una causa que actualmente está bajo análisis de la Corte Suprema de Justicia.

Cornejo tenía previsto sumarse a la mesa, pero llegó tarde por los problemas que hubo con los vuelos esta mañana. Sin embargo, firmó el documento en el que solicitan "respetuosamente a la Corte Suprema de Justicia que no tome resolución alguna hasta tanto sean escuchadas todas las jurisdicciones y se dé el debate correspondiente entre la Nación y las Provincias y el Congreso de la Nación".

Sí estuvieron presentes los mandatarios provinciales Sergio Uñac (San Juan); Gustavo Bordet (Entre Ríos); Carlos Verna (La Pampa), Ricardo Colombi (Corrientes), Lucía Corpacci (Catamarca), Domingo Peppo (Chaco), Rosana Bertone (Tierra del Fuego), Hugo Passalacqua (Misiones), Omar Gutiérrez (Neuquén), Juan Manuel Urtubey (Salta), Gildo Insfran (Formosa), Juan Manzur (Tucumán), Juan Schiaretti (Córdoba), y Sergio Casas (La Rioja), Gerardo Morales (Jujuy) y Alberto Weretilneck (Río Negro).

También fueron de la partida los vicegobernadores de San Luis, Carlos Ponce; de Santa Cruz, Pablo González y de Santiago del Estero, José Neder.

Antes del inicio de la reunión, el mandatario salteño señaló que los recursos del Fondo del Conurbano y la coparticipación federal deben discutirse en el Congreso Nacional y pidió que el Gobierno convoque "para conversar eso después de las elecciones" legislativas de octubre próximo.

"El lugar para discutir este tema es el Congreso Nacional", dijo Urtubey antes de ingresar a la reunión, y sostuvo que "el ministro del Interior (Rogelio Frigerio) debe convocar para conversar esto", aunque aclaró que Debería hacerlo después de las elecciones".

Por su parte, Bertone afirmó que hace falta "una salida política y no judicial" para el conflicto planteado por la distribución del Fondo del Conurbano Bonaerense, a la vez que pidió que "el centralismo porteño no nos pise la cabeza".

La mandataria fueguina se pronunció en contra de una resolución que parta de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, en el marco de un expediente abierto merced a un planteo de la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal. "Que la Corte se convierta en legislador, cuando hay leyes que ha aprobado el Congreso hace muchos años, no es bueno ni para la Nación ni para nosotros", expresó la mandataria fueguina, de acuerdo con Télam.

El Fondo en discusión

El Fondo del Conurbano se creó en 1992 para financiar programas sociales en el Gran Buenos Aires y se financia con el 10 por ciento de la recaudación del impuesto a las ganancias.

En 1996, se fijó un tope de 650 millones de pesos para Buenos Aires y el excedente de lo recaudado por Ganancias se comenzó a repartir entre el resto de las provincias.

En su demanda ante la Corte Suprema contra el Estado Nacional, en la que todas las demás provincias argentinas son "terceros citados", Buenos Aires exige que se declare inconstitucional el tope de 650 millones de pesos, lo cual le devolvería al territorio que gobierna Vidal el 10 por ciento del impuesto a las ganancias para sus arcas.

Las provincias tienen plazo de contestar la demanda de Buenos Aires hasta fines de septiembre y principios de octubre, siendo Entre Ríos la primera que debe presentar su descargo ante la Corte nacional el 26 de septiembre. Mendoza también será una de las primeras en responder. "Todas van a rechazar el planteo de Buenos Aires", manifestó el fiscal de Estado mendocino, Fernando Simón.

Comentá la nota