Continúa el juicio político contra Antonio Saladino

El jury que se sigue contra el juez Antonio Cayetano Saladino continuará mañana desde las 9 con la ampliación de la declaración de Diego Alonso, hermano de Marcos Alonso, el abogado asesinado en enero de 2010.
El proceso se lleva a cabo en el edificio anexo del Senado bonaerense de 7 y 49, en La Plata, y para el miércoles está previsto que se realicen dos careos, uno de ellos entre el secretario de Saladino en el Juzgado de Garantías Nº 1, Mario Luis Sánchez Bruce, y la fiscal Susana Alonso; y el restante entre Sánchez Bruce y la testigo Mercedes Turrina, para aclarar algunas contradicciones.

Además, el Jurado aceptó el pedido del fiscal Carlos Altuve para cotejar las declaraciones que formuló los días 26 y 27 de enero de 2010 Ricardo Pierce, quien era secretario del abogado asesinado Marcos Alonso, con las que efectuó ante el jury ante la posibilidad de que sea procesado por falso testimonio.

Paralelamente, se espera que se presente, a pedido del defensor oficial Eduardo Cirille -quien representa a Saladino de oficio-, el defensor oficial de Olavarría, Martín Marcelli.

Otros testigos que se presentarían el miércoles son Fabián Patronelli, María Urruti e Isidro Rodríguez.

Por otra parte, el Jurado resolvió incorporar por escrito los testimonios de los testigos Javier Márquez, Gustavo Bustos, Sergio Gallastegui, Fernando Lagano y Juan Carlos Ortúzar.

Y se desestimó la incorporación como testigo del abogado Gabriel Walter.

A Saladino se le imputa haber favorecido la situación procesal de Walter Gallastegui mediante el cambio de calificación de un hecho, que originariamente había sido caratulado como "homicidio simple en grado de tentativa" y luego se redujo a "lesiones graves". La denuncia en su contra fue realizada en una primera instancia por Fabiana Márquez, viuda del abogado penalista Marcos Alonso.

Desde que se inició el jury, el miércoles 27 de junio de este año, el jurado de enjuiciamiento a magistrados tomó declaración a alrededor de 40 testigos.

Entre los 16 que estuvieron el viernes pasado se encuentran María Marcela García, secretaria del Juzgado de Garantías Nº 1; Lucrecia Paz y Lucas Moyano, quienes se desempeñan como auxiliar y empleado en el mismo juzgado; Carolina Di Massi, encargada de la Oficina de Gestión de Audiencias; y el secretario Mario Luis Sánchez Bruce, ambos del Juzgado de Garantías Nº 1.

Durante la jornada declararon también Luis Moyano, un policía que al momento del crimen de Marcos Alonso trabajaba en la dependencia policial de Tapalqué donde estaba detenido Walter Gallastegui; Ricardo Pierce, secretario de Alonso; Ezequiel Luna, perito policial; Pablo Casas, efectivo policial; y Alberto Macchioli, abogado y amigo de Alonso.

En audiencias anteriores también asistieron a declarar el fiscal Martín Pizzolo; Néstor Márquez, suegro de Alonso; Matías y Alberto Rolando; David Tifner, comisario inspector que prestaba servicios en Tandil; y Pablo Blúa, oficial principal que trabaja en la comisaría Primera de Olavarría.

El Tribunal que lleva adelante el juicio político contra el juez Antonio Saladino podría definir el miércoles si es destituido definitivamente de su cargo o si, en caso de resultar absuelto, se reincorpora a sus funciones.

El jurado es presidido por el doctor Eduardo de Lázzari, presidente de la Suprema Corte de Justicia; quien es acompañado por diez conjueces abogados con matrícula en la provincia de Buenos Aires y legisladores bonaerenses.

Los profesionales que integran el tribunal son Carlos Garavaglia, Máximo García, Ricardo Lebele, Adalberto Busetto y Ana Zuchella de Milesi; mientras que los legisladores son los diputados Gonzalo Atanasoff, Marcelo Feliú y Fernanda Antonijevic y las senadoras Nora De Lucía y Cristina Fioramonti.

Comentá la nota