Consorcios madereros se comprometen a optimizar la calidad de su producción

Representantes de las cooperativas y consorcios integrados en la Cámara de Industriales Madereros de la Provincia asumieron el compromiso de optimizar la calidad de sus producciones, sobre todo en el caso de la provisión de muebles y aberturas para los distintos programas que el gobierno encara a través del Instituto provincial de la Vivienda.

Lo hicieron durante un acto que presidió el ministro de Planificación, Inversion, Obras y Servicios Públicos, ingeniero Jorge Jofré, quien explico a los visitantes que el objeto de este convenio marco es el de acudir para dar respuestas a las necesidades del sector maderero de la provincia y de fortalecer e insertar localmente el polo industrial maderero con el propósito fundamental de promover el aumento de la productividad y la competitividad de la industria local.

Jofre preciso que este documento reglara las actividades intersectoriales y en este caso con unos 200 pequeños y medianos carpinteros de la provincia para la ejecución de aberturas de madera y muebles para el interior de las casas como son los bajo mesadas y alacenas que el IPV encara en esta nueva etapa luego de la licitación de 1.571 unidades y de otras 800 que implican respuestas habitacionales para la emergencia hídrica que sufrió esta ciudad y también Clorinda hace pocos meses.

Reconoció el ministro que este trámite responde a indicaciones del gobernador Insfran en el sentido de que los costos de estas viviendas generen un valor agregado en la mano de obra formoseña ya que además de los madereros estos emprendimientos también alcanzan a los ladrilleros, los obreros de la UOCRA y las firmas comerciales que se encargan de la provision de los insumos elementales como arenas,piedras,chapas y pisos,entre otros.

“En este caso de los madereros, los beneficiados también son múltiples ya que abarca desde el obrajero hasta los que trabajan en los aserraderos y carpinterías y la demanda que tendrán ellos será de tal magnitud que deberán adaptarse a los desafíos organizándose en el seno de sus organizaciones para poder cumplir los compromisos asumidos con el estado en tiempo y forma y sobre todo con el grado de calidad que pretendemos para honrar a los nuevos propietarios”, señalo.

Los asistentes

También participaron del acto llevado a cabo en el cuarto piso de la sede del Poder Ejecutivo el administrador del IPV, contador Daniel Malich; el presidente de la delegación Formosa de la Cámara Argentina de la Construcción, Rubén Darío Di Martino; el responsable de la Unidad General de esa cartera, ingeniero Juan Andrés López y la subsecretaria Legal y Técnica, doctora Elena María García.

Quienes rubricaron el convenio marco fueron, entre otros, Celestino Jara, titular de la Cámara de Industriales Madereros de Formosa ; Cayetano Bogado, por la Unión Industrial de Formosa; Consorcios Pirane representado por Celso Miranda y Ceferino Román por los Carpinteros Independientes de Pirane.

A ellos se sumó el ingeniero forestal Martín Alfredo Villalba quien fue contratado por los maderero para que supervise todo el proceso previo y posterior a la fabricación de las aberturas y mobiliarios que necesitan las viviendas que se construyen a través del IPV de modo tal que el estado cuente con las garantías de calidad que exige para que también se responda a las expectativas y demandas de los futuros propietarios de las casas.

Un productor

Uno de los que firmó el acuerdo, Celso Miranda, representante legal del consorcio Quebracho de Pirane, quien reconoció que fueron los trabajadores del sector los que realizaron gestiones a través de Jofre para transmitirle al gobernador el propósito de crear las condiciones a través de un acuerdo para que ocurra una mayor actividad en el seno de los consorcios y cooperativas.

Se mostró satisfecho porque de este modo se trabajara coordinada y articuladamente confiando en que en esta etapa ”a prueba” deben responder para proveer de aberturas y mobiliarios a medio millar de viviendas de La Nueva Formosa.

“Hoy nuestro compromiso es la calidad y la cantidad y la entrega en tiempo y forma y del modo como respondamos a este primer desafío surgirán nuevas propuestas de parte de la provincia; pero les garantizo que en ese sentido vamos a ser celosos para cumplir como se nos exige ya que de ello depende que funcione este accionar colectivo del que participan también los gremios, las empresas y el IPV”; señalo.

Miranda admite que el convenio los tranquiliza y más aun con la designación del ingeniero Villalba para que verifique y califique los diferentes productos que se fabriquen a partir de ahora.

“Una de las cosas importantes es que está controlando todos los secadores y aquellos que no entren en el directamente no tendrá el sello de calidad como para que se apruebe la entrega de los muebles y aberturas”, recalco para garantizar que todas las entidades involucradas en este acuerdo ya han manifestado el compromiso de ser celosos controladores para que seamos eficientes”, puntualizo.

El IPV y la CAC

El administrador Malich manifestó que por el acuerdo el IPV se compromete a realizar las gestiones necesarias para asegurar la utilización d elas aberturas de los distintos oferentes que se vayan incorporando a este convenio marco.

Lo hará vigilando la calidad del material ofrecido y gestionando ante la Cámara Argentina de la Construcción las formas para concretar la operatoria con la distintas empresas.

Intervino el titular de la CAC local, Rubén Darío Di Martino, quien adelantó que la entidad se compromete a presentar antes las autoridades del IPV y de la Unidad General de Control el listado de los proveedores de aberturas y muebles que se vayan incorporando progresivamente a los distintos programas de obras del mencionado Instituto.

Para ello, se deberá consignar nombre de la empresa contratista,proveedor utilizado y cantidad adquirida.

Di Martino destacó la importancia de estos acuerdos porque generan una genuina sinergia entre los sectores involucrados en la construcción de las viviendas que son entregadas por la provincia a las familias formoseñas, señalando que en este caso se trata de medidas adoptadas para las primeras 500 unidades correspondientes al barrio La Nueva Formosa.

"Se crean las condiciones para hablar un lenguaje común y de contar con las reglas claras como para que el propósito del gobernador de crear trabajo y sustituir importaciones, también muestre sus efectos positivos en la calidad de las ofertas de los madereros de modo tal que se satisfagan las expectativas de quiénes ocuparán las nuevas casas", subrayó.

Comentá la nota