La concejal Romina Mapelli deja su banca y no descarta volver a vivir la experiencia

La concejal Romina Mapelli deja su banca y no descarta volver a vivir la experiencia

La edil del radicalismo Romina Mapelli, junto a sus compañeros Mercedes Fuente, Sergio Lunghi y Facundo Ledesma, dejará su banca del Concejo Deliberante con la satisfacción del deber cumplido y dará paso a la nueva conformación a partir del jueves.

En una evaluación, destacó el aprendizaje, su dedicación y el aporte de “una visión diferente” a cada uno de los debates. Pero además confesó que “me llena de orgullo haber tenido esa posibilidad y acceder a un lugar así”, y no descartó que “en algún otro momento, con otra mirada y más entrada en años, pueda volver al Deliberativo”.

En un diálogo con El Eco de Tandil, realizó un balance positivo de su mandato y su labor en espacios internos como la Comisión de Interpretación y Asuntos Legales, rescatando el alto nivel de aprendizaje pese a no contar con formación como abogada.

También recordó su participación como vocal en la Comisión de Obras Públicas y los temas vinculados por ejemplo al Plan de Ordenamiento Territorial (PDT) que requirieron “mucho estudio y trabajo en forma constante”, y en Desarrollo Social y Salud.

Desde 2013, con la nueva conformación, fue designada como vicepresidenta primera del cuerpo, en un rol que la honró pero que también le generó una “responsabilidad y un aprendizaje muy importante porque uno tiene que estar en conocimiento del reglamento interno”, definió.

Trabajo en conjunto

En líneas generales, ratificó que “en el día a día se aprende muchísimo”, incluso de los compañeros, “todos apasionados, convencidos de lo que hacen y sostienen sus principios y valores”. Allí recae otra tarea, dijo, que radica en “aprender a convivir con distintas personalidades y a trabajar en conjunto”.

Rescató la “formación humana” y mencionó puntualmente a dos concejales, a Atilio Magnasco (UCR), “de quien aprendí mucho políticamente y de la parte humana”, y a Gino Pizzorno (FPV), “con quien compartí mis dos primeros años en la Comisión de Interpretación y fue quien me guió en esa etapa sin ninguna mezquindad política”.

Un mandato,

dos etapas

Mapelli diferenció su mandato de cuatro en años en dos etapas, la primera de “mucho aprendizaje” y con el desarrollo de proyectos en conjunto con el Ejecutivo, y la segunda con otra experiencia, responsabilidad, asumiendo nuevos desafíos y “acompañando” a los concejales que ingresaron al cuerpo tras las elecciones legislativas de 2013.

“Di mucho, lo mejor de mí, le dediqué todo el tiempo necesario, estudiando para hacer las mejores normativas y sacar los proyectos lo más rápido posible”, todo propiciando el diálogo con la oposición para que sean votados por unanimidad, pensando siempre en el “desarrollo y en la mejora de la calidad de vida de los vecinos”.

Admitió que estas cuestiones “uno quizás las aprende con el correr de los días”, por eso también “los primeros años fueron más de estudio y perfil bajo y los otros dos de más exposición”, evaluó.

Destacó y agradeció cada uno de los espacios que le tocó ocupar dado que en todos “aprendí y crecí mucho”, y calificó de un “honor” que la hayan designado como vicepresidenta primera. “Fue un desafío porque todo lo que emprendo me gusta hacerlo bien y con mucha responsabilidad”, valoró Mapelli.

En varias sesiones debió reemplazar a Juan Pablo Frolik en la presidencia y orquestar el encuentro legislativo cuando el responsable del cuerpo pedía la palabra para brindar su punto de vista en candentes debates.

En ese marco, y en relación a las versiones que surgieron en su momento, ratificó que Frolik “se recuesta en todo el bloque y ha consultado y consensuado con cada uno de los integrantes”.

Proyectos

En su repaso, también recordó aquellos proyectos que demandaron un extenso trabajo y debate hacia el interior del recinto, y puntualizó iniciativas en las que estuvo involucrada y participó en forma activa, como la ordenanza de uso y ocupación de la vía pública o la de cartelería.

Sobre la primera aseguró que resultaba “fundamental” avanzar en un ordenamiento del espacio público y citó el trabajo en conjunto con el Consejo Asesor de Discapacidad, con quienes “tuvimos varias diferencias que pudimos superar y alcanzar una ordenanza muy interesante que seguro deba ser revisada prontamente y que requiera una revisión permanente porque la ciudad va creciendo y las necesidades cambian”.

Respecto de la segunda iniciativa también evaluó que demandará “un estudio para que se ponga en vigencia y se pueda avanzar en la idea del cielo abierto, algo necesario en una ciudad que está creciendo como Tandil”.

A modo de cierre, realizó un agradecimiento a sus pares del oficialismo y de la oposición y a los secretarios de los distintos bloques con quienes “tenemos una comunicación y un trabajo permanente”, además “realizan una tarea muy importante y nos apuntalan mucho”. u

Al mismo cargo desde

el 10 de diciembre

En 2004 Mapelli ingresó al Ejecutivo y allí trabajó en distintas áreas hasta que en 2009 comenzó a ocupar un puesto en la secretaría del Legislativo en el primer piso de la sede de gobierno, donde estableció un inicial contacto con ordenanzas y resoluciones, circunstancia que le permitió contar con un conocimiento previo en materia legislativa antes de asumir su banca (en diciembre de 2011) con 29 años.

Su futuro laboral, entonces, radica en un regreso a su puesto en la secretaría, donde hará su contribución en el desarrollo de proyectos y en colaborar en mejorar la tarea legislativa. “Me sumaré al equipo, a mis viejos compañeros, para seguir aportando desde ese lugar”, ratificó.

Confirmó además que no recibió propuestas para ocupar otro cargo en el Ejecutivo o dentro de los organismos nacionales o provinciales con sede en la ciudad a raíz del cambio de gobierno, y que tampoco fue tentada por los armadores del PRO bonaerense.

Coment� la nota