Combustibles: no se reforzaría el cupo y advierten que habría faltantes en verano

Combustibles: no se reforzaría el cupo y advierten que habría faltantes en verano
Desde la Cámara de Expendedores de Combustibles de Mar del Plata anticiparon que si no se reevalúan los cupos y no mejora la distribución de los productos, la falta de combustibles se instalará en la ciudad durante el verano como “un problema grave”.
La presidenta de la entidad, Mónica Killian, ya había advertido a mediados de agosto que no estaba previsto un refuerzo en el cupo de combustibles con el que cuenta cada estación de servicio. Ayer, la referente del sector confirmó que “no se ha realizado un pedido formal” pero destacó que la situación depende de la distribución nacional del gasoil y las naftas.

En diálogo con El Atlántico, la titular de la Cámara de Expendedores de Combustibles dijo que “al día de hoy los cupos son iguales que antes” y anticipó que, de cara al verano, donde el movimiento turístico se incrementa notablemente al igual que el nivel de venta de las estaciones de servicio, los empresarios del sector prevén “un problema grave” por la situación que genera la escasez de los derivados del petróleo.

Si se tiene en cuenta que con el movimiento turístico que ofrecen los fines de semana largos del resto del año, la escasez de naftas y gasoil se intensifica considerablemente, en la temporada de verano los faltantes podrían hacerse sentir con mayor fuerza.

De acuerdo con el último censo nacional, el partido de General Pueyrredon tiene una población estable de 714 mil habitantes. Cada fin de semana, la ciudad recibe a unos 30 mil visitantes y, en los feriados largos la cifra puede superar los 200 mil. Asimismo, durante los últimos dos veranos “La Feliz” recibió en total más de 3 millones de turistas.

Sumado al crecimiento del parque automotor, por sí solas las cifras dan cuenta del problema que se aproxima de cara a la temporada estival, donde -de acuerdo a lo previsto- se mantendrá el cupo de entrega de combustibles y la falta de los distintos productos no demoraría en hacerse sentir en las estaciones de servicio.

Por el momento la Cámara no tiene previsto realizar una presentación formal para que se reevalúan los cupos y mejore la distribución de los productos. La decisión debería tomarse a nivel nacional y la misma se replicaría en cada provincia y localidad.

“El tema es que puede llegar a faltar combustibles si no hay un refuerzo”, admitió Killian al tiempo que precisó que “cada estación de servicio tiene su propio cupo”.

La presidenta de la entidad anticipó que los faltantes podrían presentarse “en forma alternada”, es decir que la escasez de combustibles no sería constante en verano sino intermitente, aunque naturalmente las fechas más afectadas podrían ser los fines de semana y los cambios de mes o quincena.

Finalmente, la titular de la Cámara señaló que existe preocupación entre los empresarios del sector debido al conocido malestar que los faltantes generan entre los consumidores, tanto marplatenses como turistas. Sin embargo, no descartó la posibilidad de que la entidad o bien los propios empresarios locales del rubro soliciten de aquí al verano la posibilidad de que se concrete un refuerzo para satisfacer la creciente demanda de productos que genera la temporada estival.

“Recuperamos la paz social entre empleados y empleadores”

Después del conflicto salarial por el que atravesaron los trabajadores de la estaciones de servicio de la ciudad, representados por el Sindicato de Mecánicos y Afines al Transporte Automotor (Smata), la presidenta de la Cámara de Expendedores de Combustibles, Mónica Killian, aseguró que “se trata de un tema cerrado” y destacó que afortunadamente se “recuperó la paz social entre empleados y empleadores”.

Tras dos meses de conflicto, que incluyeron paros parciales y movilizaciones, el Smata consiguió un aumento del 41,3% con la firma de un acuerdo paritario en la delegación del ministerio de Trabajo bonaerense con los empresarios del sector.

Al respecto, Killian indicó que actualmente “está todo tranquilo” y destacó que, después del acuerdo firmado, “no ha habido ningún tipo de cuestionamiento”.

Así, subrayó que “se ha recuperado la paz social entre empleados y empleadores” y remarcó que se trata de un conflicto cerrado, en el que las partes lograron llegar a un acuerdo para garantizar la continuidad de la actividad laboral.

El acuerdo paritario estipula un incremento salarial escalonado que llevará el sueldo básico de $3.050 a $4.300 al final del período. Los trabajadores percibirán además una suma no remunerativa global de $3.050 que se pagará en cuotas, en compensación por los retrasos en la negociación y el pago será escalonado a lo largo del período.

Coment� la nota