Cayeron cuatro presuntos vendedores de narcóticos

Personal de la delegación local de Investigaciones de Tráfico de Drogas Ilícitas allanó dos casas y una leñera e incautó un kilo y medio de cocaína y ocho de marihuana, además de LSD.
Cuatro personas fueron aprehendidas --dos en nuestra ciudad y otras tantas en Pigüé-- y se logró el secuestro de un kilo y medio de cocaína y ocho kilogramos de marihuana, además de LSD y unos 10.000 pesos en efectivo, al cabo de varios allanamientos realizados en las últimas horas por efectivos de la delegación local de Investigaciones de Tráfico de Drogas Ilícitas, según informaron ayer fuentes del caso.

Los investigadores, que también incautaron un automóvil Citroen C4, de color gris, dijeron estar en presencia de una organización que se dedicaba a la venta de estupefacientes en Bahía Blanca y en localidades de la zona, que venía siendo objeto de una vigilancia encubierta desde hacía cierto tiempo, realizándose seguimientos y filmaciones, entre otras actividades.

El comisario mayor Juan Pedro Suhit, titular de Drogas Ilícitas, confirmó que los allanamientos se concretaron con órdenes extendidas por la jueza de Garantías Nº 1, doctora Gilda Carmen Stemphelet y fueron supervisados por el doctor Oscar Bautista Duizeide, titular de la Unidad Funcional de Instrucción y Juicio Nº 3, con la asistencia de instructores de esa fiscalía.

El primero de los allanamientos se desarrolló en la vivienda ubicada en Remedios de Escalada 417, de nuestro medio, donde fue detenido Daniel Eriberto Aravena, de 39 años de edad, apodado "Vasco", empleado del Hospital Interzonal General de Agudos Doctor José Penna (sería enfermero del área de Cirugía) y domiciliado en Yapeyú 887.

Según dijo la policía, en ese lugar se habrían secuestrado dos kilogramos y medio de marihuana y media tiza de cocaína, así como tres balanzas de precisión para pesar la droga.

Luego se llevó a cabo el procedimiento en el departamento 5, acceso "B", monoblock 18, del barrio Comahue, donde fue aprehendido Nicolás Schwemler (27), alias "Mati".

El informe consignó que allí fueron encontrados cinco kilogramos de marihuana, 626 gramos de cocaína y tres dosis de ácido lisérgico (LSD).

Aravena, quien fue alojado preventivamente en un calabozo de la comisaría Primera, y Schwemler, que fue trasladado a la seccional Cuarta de Villa Mitre, no registrarían antecedentes penales, de acuerdo con lo señalado por las fuentes policiales.

Respecto de la actividad que cumplían ambos detenidos, el comisario mayor Suhit, ante la consulta de "La Nueva Provincia" , se limitó a responder que "Schwemler vendía en la forma delivery, mientras que Aravena hacía lo propio en su domicilio".

Aclaró el funcionario que "no había un eje puntual, sino que todos eran socios en la venta de estupefacientes".

En los procedimientos desarrollados en Bahía Blanca intervinieron más de veinte efectivos policiales y ocho móviles no identificables de Drogas Ilícitas, con la colaboración de personal del Grupo de Apoyo Departamental (GAD).

Distribuidores en la región

En el marco de la investigación de las actividades de la supuesta banda dedicada a la comercialización de estupefacientes en Bahía Blanca y la región de influencia, la policía se trasladó también a la ciudad de Pigüé, donde se allanó una leñera situada en la calle Santiago Sanseau, entre Luis Cazeaux y Pedro Donnay.

Allí se procedió a la detención de Andrés Daniel Oscar Sánchez (32), residente en el lugar y de Mario Ricardo Gustavo Raffín (47), quien se domicilia en Guaminí.

Al parecer, los sujetos habrían sido descubiertos in fraganti cuando fraccionaban 700 gramos de cocaína y 200 gramos de marihuana, encontrándose además unos 6.000 pesos e incautándose el automóvil Citroen C4 de Raffín, en cuyo interior se habrían encontrado una balanza de precisión y documentos de identidad adulterados.

Fuentes de la pesquisa atribuyeron a Sánchez y a Raffín la responsabilidad de "manejar" la distribución de narcóticos en las localidades de Pigüé, Saavedra, Coronel Pringles, Puan, Espartillar y Guaminí.

Otras dos personas fueron demoradas durante el procedimiento, pero recuperaron la libertad al quedar establecido que no guardaban relación con la actividad ilícita, se indicó.

En las diligencias efectuadas en las últimas horas, además del personal de Drogas Ilícitas, intervinieron efectivos e la Policía Distrital de Pigüé y el ayudante fiscal de ese partido, Adrián Montero.

Respecto de Raffín, trascendió que, además de la infracción a la ley de estupefacientes número 23.737 --tal como a los restantes sospechosos--, se le atribuyó el delito de falsificación de documento público y se constató que registraba un pedido de captura del Tribunal Oral en lo Criminal Federal Nº 1, de Mendoza, en una causa por drogas.

Comentá la nota