Caso Giri: testigo que declaró ante la Justicia ahora teme por su vida

El caso del Astillero Río Santiago que involucró entre otros al ex titular del EMTUR y diputado provincial suplente electo del PRO, Emiliano Giri, por presuntas irregularidades en contratos millonarios, sigue dando tela para cortar y la causa podría sufrir un vuelco inesperado en las próximas horas.

Esto surge luego que un testigo, Miguel Ángel Rodríguez de 46 años, de profesión filetero y oriundo de nuestra ciudad, declaró el pasado jueves en la Fiscalía General de La Plata, asegurando que fue “presionado” para inculpar al publicista ligado al peronismo, Roberto Fioca, ex amigo del dueño del balneario Mariano de La Feliz.

Es de destacar que una vez que el ex funcionario de Arroyo fue detenido durante la madrugada del martes 8 de marzo de 2016 en su domicilio, procediéndose a su trasladado a la ciudad de La Plata, donde declaró ante el fiscal Jorge Paolini, acusado por presuntos casos de corrupción en el Astillero Río Santiago.

Según la declaración de Rodríguez, el hombre del PRO en Mar del Plata, lo “presionó” para inculpar al publicista (por Fioca).  Fuentes allegadas al caso aseguraron que el testigo “presionado” sufre una enfermedad compleja y debido a su delicado estado de salud, comenzó a visitar una iglesia evangélica, en la que el pastor se negó a orar por su vida ya que le habría manifestado que “ocultaba secretos” por lo cual “no era digno”.

Entregado a Dios, decidió declarar nuevamente el pasado jueves 8 de junio, donde se hizo presente en la Fiscalía General de La Plata y denunció que Emiliano Giri “cuyo domicilio desconoce, se dirigió a su casa del barrio San Martín y le solicitó que lo acompañe a la ciudad de La Plata para realizar unas gestiones”.

Ya en la ciudad de las diagonales el deponente aclaró, tal como consta en la declaración oficial, que fue “conducido al estudio de abogados del Dr. Granillo, del que desconoce otros datos” describiéndolo como “un masculino de mediana edad, canoso, alto, vistiendo un sobre todo marrón claro” quien “con Giri comenzaron a presionarlo para que el testigo cambiara su declaración inculpando a un masculino de apellido Fioca, que resultaba ser un sujeto diferente del que el denunciante había señalado en su primera testimonial” y señaló que “le mostraron una fotografía del mencionado individuo al que el deponente no conocía”.

En tal sentido, Rodríguez manifestó “el deseo de no volver a declarar, momento en el que los masculinos le dijeron que si no lo hacía lo denunciarían por falso testimonio y otros delitos, además de ir preso”.

Según el filetero marplatense, “no pudo resistir la presión y su voluntad fue quebrada al punto que se presentó a declarar lo que estas personas le exigían” y recalcó que “si bien no volvió a ser amenazado, Giri lo mantuvo vigilado durante varios meses”.

Consultado por si posee testigos de la charla que mantuvo con Giri y su letrado defensor, el testigo resaltó que “no” y añadió “estábamos solos en la que parecía ser la sala de reuniones del Estudio Jurídico”.

Finalmente precisó que “actualmente teme por su seguridad ya que Giri es un político influyente en la ciudad de Mar del Plata”.

Continuará…

Comentá la nota