El caso Giri hizo detonar la relación entre Vidal y Falbo

El caso Giri hizo detonar la relación entre Vidal y Falbo

La foto de Emiliano Giri esposado resultó emblemática, ya que se trató del primer integrante de CAMBIEMOS detenido y procesado por un hecho de corrupción. La gobernadora María Eugenia Vidal no dudó sobre la intencionalidad política en la filtración de la imagen y atribuyó a María del Carmen Falbo, una participación determinante en la forma del tratamiento del caso.

Este hecho aceleró la decisión de Falbo, cuyo retiro del cargo es inminente y ya se mencionan sus posibles sucesores, que seguramente será un aporte de aire fresco para ventilar todas las sospechas que hoy recaen en la justicia bonaerense, tras 28 años del P.J. de los cuales los últimos ocho estuvieron a cargo de Daniel Scioli.

El costo político lo pagó el PRO, a cuyo heterogéneo armado respondía Giri, vinculado además a otros casos de corrupción e incompatibilidades varias con la función pública. Precisamente la antítesis del pregón oficialista, que ha sido decisivo para enfrentar los difíciles primeros meses de gobierno. El Giri amarillo lo emparentaba como una suerte de José López y Lázaro Báez, exponiendo una debilidad política muy sensible.

Exclusivo: las razones de la caída de la procuradora Falbo

Todo el contexto resultó burdo, muy ordinario, hasta los movimientos y explicaciones del ex funcionario que ya venía con antecedentes complicados. Pero en el país de los ciegos el tuerto es rey, dice un sabio refrán español que reza como significado que “un mediocre parece bueno entre gente sin ningún valor”.

Por su supuesto que la gobernadora María Eugenia Vidal, en su condición de máxima referente política de la Provincia de Buenos Aires, y tal vez del país, (si nos atenemos a sus mediciones en encuestas de imágenes que se conocen últimamente), no apuesta a la inocencia del ex presidente del EMTUR, sino a que el comportamiento de María del Carmen Falbo no resultó el adecuado. No es un secreto para nadie, que la Procuradora de la Provincia es una responsable excluyente de temas como la inseguridad y la corrupción en el territorio bonaerense, como tampoco se desconocen sus aceitados vínculos con Daniel Scioli y Aníbal Fernández.

Según publica La Política On Line, Giri era una suerte de comisario del PRO sobre el intendente Carlos Arroyo, y traspasó una línea que no supo de límites a la hora de plantear negocios desde la función pública, según trascendió oportunamente desde el propio interbloque de CAMBIEMOS. Tal era el apuro, del aún expectante diputado en quinto lugar en la lista ganadora, que intentó cerrar algunos acuerdos aún antes del 10 de diciembre de 2015.

Giri integra la lista de Maximiliano Abad y Guillermo Castello, representantes de la UCR y la CC, como diputados provinciales por la Quinta Sección electoral con quienes solía intercambiar opiniones sobre el rumbo a tomar por la administración y la gestión en ciernes. Hoy los contactos entre ellos continúan según fuentes consideradas irreprochables.

Comentá la nota