Carlos Fayt

Biografía:

Carlos Santiago Fayt (Salta, 1 de febrero de 1918) es un abogado, escritor, político, académico, profesor universitario y juezargentino, ganador del Premio Konex de Brillante. Desde la restauración de la democracia en 1983, es uno de los jueces de laCorte Suprema de Justicia de la Nación Argentina en calidad de ministro.

Nació en el seno de una tradicional familia católica salteña, pero con el paso de los años se hizo agnóstico. De ideologíasocialista, en su juventud estudió derecho y escribió tesis para la Universidad de Buenos Aires, que fueron rechazadas por contener críticas a la reforma constitucional de 1949. Si bien no era afín a las ideas peronistas, Fayt siempre se sintió interesado en estudiar el peronismo:

Mi tesis doctoral en la Universidad de Buenos Aires criticaba la reforma constitucional que aprobó Perón en 1949. Los jurados no me quisieron tomar el examen y tuve que escribir otra tesis. Pero, al margen de ese asunto, siempre me interesó estudiar el peronismo. Al fin de cuentas, yo enseñaba Ciencia Política. Además, siempre critiqué a los partidos -al peronismo y al radicalismo-, que compran votos. Por eso, en un libro de los años 40, en lugar de hablar de la soberanía argentina, hablé de la "sobornería" argentina. Yo, por mi parte, siempre admiré a los líderes socialistas Nicolás Repetto y Alfredo Palacios, pero me aparté del socialismo en el 58.

El Dr. Fayt escribió 35 libros a lo largo de su carrera, de los cuales 3 los dedicó a la temática del peronismo y una saga sobreHistoria del Pensamiento Político que abarca desde la Antigua Grecia hasta el siglo XX. No ocupó ningún cargo público hasta1983 y durante los años anteriores ejerció la docencia en diversas universidades y fundaciones del país.

Entre 1963 y 1965 presidió la Asociación de Abogados de Buenos Aires. Fue por esos años que el entonces presidente Arturo Illia le ofreció la presidencia de la Corte Suprema, pero según él la rechazó porque le habían pedido aceptar públicamente la ampliación del número de jueces.

Durante los años del Proceso tomó contacto con dirigentes radicales, y, el 21 de diciembre de 1983 con el retorno de la democracia, fue finalmente nombrado miembro de la Corte. Desde ese año se mantiene ininterrumpidamente en su cargo, sumando ya 31 años, 4 meses y 17 días en el mismo, ostentando así el récord de permanencia, anteriormente compartido con el juez Enrique Petracchi que se mantuvo 30 años, 9 meses y 22 días entre 1983 y 2014.

En 2003 fue designado presidente de la Corte por unos meses, aunque durante la mayoría de sus años de permanencia en el tribunal lo hizo en calidad de "Ministro".

Además de ocupar una banca en la Corte Suprema, es profesor emérito de la UBA, profesor titular en la Universidad de Belgrano, director del Instituto Argentino de Ciencia Política, entre otros cargos. En 2008 recibió el máximo galardón ofrecido por la Fundación Konex, el Premio Konex de Brillante, por su trabajo como Juez en los últimos 10 años.

En el año 2009 fue distinguido por la Fundación Internacional de Jóvenes Líderes con el premio "Referente de la Humanidad".

Últimas Noticias de Carlos Fayt (Total : 940 Notas )

El presidente de la Corte recibió a las principales autoridades de la justicia federal y nacional

El presidente de la Corte recibió a las principales autoridades de la justicia federal y nacional

Fue una apertura del año judicial diferente: sin periodistas, sin atril y con muchas justificaciones. Así lo reportaron los testigos que participaron del encuentro que tuvo lugar hoy en la Corte Suprema de Justicia, donde con la excusa de la visita del juez del Lava Jato Sergio Moro, se convocó a los magistrado federales de todo el país. La gran ausente fue María Servini, la jueza que apenas dos días antes le había dicho a PERFIL que Lorenzetti la había presionado tanto a ella como a varios s colegas para que cerraran causas en su contra.

Nuevo Cambia Jujuy y Jaque a Jaque

Nuevo Cambia Jujuy y Jaque a Jaque

La realidad argentina nos va hartando a todos con el festival de denuncias y contradenuncias y la competencia feroz de nuevos hechos de corrupción, ninguno de los bandos involucrados da explicaciones, ni deslinda responsabilidades ni mucho menos acepta culpas.