Una canaleta inundó 8 casas muy precarias

Sucedió en el asentamiento San Expedito en Rivadavia, se inundó luego de que la basura tapara la canaleta que pasa por el frente de sus precarias viviendas.
La pequeña Bianca, de dos años, arrastraba sus juguetes al Sol con la intención de secarlos. Su mamá Laura Marinatto, cuidaba que los artefactos eléctricos no estuviesen enchufados para evitar un desastre peor, rogando que lo del martes no volviese a repetirse. Es que su casa, al igual que la de otros siete vecinos del asentamiento San Expedito en Rivadavia, se inundó luego de que la basura tapara la canaleta que pasa por el frente de su precaria vivienda.

‘Esta no es la primera vez que nos pasa esto y nadie hace nada. Las casas son precarias y con la humedad que han tomado, las paredes de adobe se están agrietando. Además hay que sumar las vibraciones que originan las máquinas que trabajan en la construcción de la Ruta del Sol. Cuando están trabajando acá parece que tiembla’, contó Caterina Ortíz, una de las vecinas que tiene su casa apuntalada por miedo a un derrumbe.

La noche del martes y la madrugada de ayer fue una película de terror para los vecinos del asentamiento. El agua empezó a llegar con fuerza y fue arrastrando la mugre hasta rebalsar por completo la canaleta. Como las viviendas que tienen su frente sobre avenida Libertador están en desnivel con relación a la calle, el agua se metió y ocasionó grandes inconvenientes, mojando y arrastrando todo lo que estaba a su paso.

Desde la Municipalidad de Rivadavia, el responsable de Desarrollo Sustentable, Sergio Garay, contó que están asistiendo a las familias. El funcionario dijo además que “vamos a pedirle a la empresa que está trabajando en la Curva de los Tontos que paren los trabajos hasta que las viviendas estén secas porque la vibraciones las están afectando’. A pesar de esto, ayer el día de trabajo fue normal para los obreros que construyen la Ruta del Sol.

Comentá la nota