Cambiemos quiere cambiar

 Cambiemos quiere cambiar

Históricamente, la Tercera Sección de la provincia de Buenos Aires ha sido el bastión electoral del peronismo. En 2015 se llevaron a cabo allí unas reñidas elecciones, en las cuales hubo más de una sorpresa. La alianza electoral Cambiemos ha logrado hacer pie en varios distritos; ejemplo de ello es Lanús. A pesar de lo auspiciosa de aquella elección, el presente no se presenta nada sencillo para el espacio liderado por Mauricio Macri y María Eugenia Vidal.

Por Rubén Molina

El justicialismo quiere vengar aquella “afrenta”, y en su camino por recuperar la provincia de Buenos Aires sabe que esta elección de medio término es fundamental. Por eso, sus fichas estarán puestas justamente en la Tercera Sección Electoral.

La tarea no es sencilla para Cambiemos en la región. El problema tal vez no venga tanto por las encuestas, la buena imagen de la Gobernadora puede ayudar y dar impulso en algunos casos. El inconveniente mayor está dado por cuestiones internas, sobre todo a la hora de los armados electorales. El sorprendente triunfo de María Eugenia Vidal de hace dos años potenció a muchos dirigentes, pero así y todo, hoy no alcanza. 

Salvo Lanús, referenciado con Néstor Grindetti, el resto de los distritos no cuenta con armados y dirigentes afianzados. Una reciente encuesta muestra al intendente lanusense con una imagen positiva del 57 por ciento contra un 29,7 negativa. El balance de imagen le da +27,3 por ciento. Hoy, el jefe municipal es el dirigente con mejor imagen en el distrito. Le sigue, muy lejos, el massista Nicolás Russo con un balance positivo de apenas +1,6. Para la anécdota queda el número de Darío Díaz Pérez, quien obtiene un -65,5 por ciento.

Esa realidad no se replica en el resto de los distritos de la región. Es más, a la hora de las referencias, cuesta encontrar a “el” o “la” dirigente de Cambiemos. En muchos casos, el PRO tuvo que “alquilar” dirigentes provenientes del peronismo, y hace tiempo que el radicalismo no suma en el Conurbano sur. Veamos caso por caso.

Avellaneda

Avellaneda es un caso especial. Aquí, la referencia es la actual titular de la ACUMAR, Gladys González. La ex diputada nacional seguramente formará parte de la lista nacional. Muchos la mencionan como eventual compañera de fórmula de Esteban Bullrich para el Senado Nacional. 

El problema pasa cuando hay que discutir la “cosa local”. Falta una referencia, un candidato. Incluso, sobran problemas. El accionar del “rebelde” Daniel García podría generar más de un dolor de cabeza. El “histórico” del PRO viene amagando con presentar listas e incluso llegar a la Justicia si se lo impiden. Desde el oficialismo macrista aseguran haberse sacado ya ese lastre de encima. Al margen de las internas amarillas, el nombre que suena para encabezar la lista de ediles es el de Sebastián Vinagre.

Los radicales comandados por Juan Manuel Casella no estarían siendo el mejor negocio. El experimentado dirigente radical forma parte del sector que se opuso (y opone) a una alianza con el macrismo. 

La irrupción de los progresistas ex GEN de Gerardo Milman puede ser tomada como una bocanada de oxígeno. Las miradas aquí apuntan a Rubén Conde y Damián Paz, dos dirigentes con una vasta experiencia. 

Otro peso pesado a tener en cuenta a la hora de la rosca es Baldomero “Cacho” Álvarez. El partido FE del “Momo” Venegas tiene varios referentes aquí. Ejemplo de ello no es sólo “Cacho”, sino también Saúl Ubaldini hijo. Lo cierto es que a todos ellos los une más el espanto (a Jorge Ferraresi) que otra cosa.

Lanús

En Lanús, Néstor Grindetti tiene todo controlado. En principio, todo hace pensar que nadie se opondría a los deseos de armado electoral del jefe comunal y máximo referente seccional de Cambiemos. La usina de rumores está a pleno por estos días. Si bien en principio existía la idea de que una peronista como Noelia Quindimil sería quien encabezaría la lista local, hoy la expectativa apunta a la reelección del actual titular del HCD, Marcelo Rivas Miera. 

Tampoco sería de extrañar que un candidato testimonial sea la alternativa. Varios funcionarios de la gestión local son mencionados para ese menester. Son los casos de Adrián Urrelli y Diego Kravetz, aunque ellos también rankean a la hora de ubicar figuras locales en la lista seccional. Un sector importante del radicalismo encabezado por el secretario de Desarrollo Social, Emiliano Bursese, juegan de fuerte aliado. No ocurre lo mismo con el sector liderado por Nicolás Teodosiú.

Lomas de Zamora

En Lomas de Zamora no todo lo que brilla es oro. Si bien existe una conducción referenciada en Gabriel Mércuri, por lo bajo no son pocos los que quieren socavar el poder de ese apellido. En la actualidad, el PRO lomense está cooptado por el peronismo. Por dentro, los Mércuri, por fuera, los peronistas referenciados con el "Momo" Venegas. Desde hace tiempo el macrismo provincial viene buscando "pureza" en Lomas. Lo intentó con Julio Cruz y fracasó. Ahora harían lo propio con el ex presidente del club Temperley Hernán Lewin. Operadores sobran.

Hace poco trascendió una reunión reservada en la que se habría dado luz verde para una movida "purificadora" en el distrito. Hay que ver si los que la impulsan en el orden local se animan a enfrentar a "los Mércuri". 

A la hora del armado de las listas todas las miradas apuntan, justamente, a Gabriel. El concejal lomense y subsecretario de Fortalecimiento Familiar y Comunitario de la provincia de Buenos Aires concluye este año su mandato en el HCD. En su carrera a la intendencia, dentro de dos años, aspira a renovar la banca. 

El tema es que muchas son las patas con aspiraciones. Por el lado de FE, Jorge Ferreyra ya anunció que "ahora les toca cobrar". Su hermana suena fuerte para ocupar un lugar destacado en la boleta. Los radicales también querrán lo suyo. Marcelo Pellegrini, un histórico, seguramente intentará repetir; y la Coalición Cívica otro tanto. En este esquema queda poco para los "históricos" como Ignacio Greco o César Tirendi.

Sin dudas, Lomas será un distrito al que habrá que prestar especial atención en el desenlace del armado electoral.

Almirante Brown

Almirante Brown es otro de los distritos complejos. Contrario a lo que muchos preveían, la "vuelta" al distrito de Carlos Regazzoni generó más de un problema tanto dentro como fuera del PRO. Su fallido paso por el PAMI provocó un retorno "no forzado". Hay muchas facturas pendientes. Se esperaba mucho de él en la obra social de los jubilados; poco y nada llegó al distrito. 

La actual concejal Miriam Niveyro ya abrió el paraguas y advirtió que, a la hora de hablar de candidaturas, se va a tener que hablar y mucho.

La decisión del concejal Julio Arriete, que responde a Patricia Bullrich, no colabora. El edil asumió un cargo en IOMA y resolvió no dejar la banca. Esa situación genera más de un ruido.

Los radicales están que trinan. Se sienten ninguneados a la hora de la rosca y amagan con ir por las suyas. Un dato: en la cruzada contarían con el apoyo del peronismo que conduce el "Momo". En Brown, el espacio es liderado por el fluvial Julio Insfrán y tiene como principal delfín a Claudio Villagra. A la fiesta se suman las "progresistas" Florencia Retamoso y Miriam Locher.

Esteban Echeverría

Un distrito en el que la relación viene bien "dialogada". Sin dudas, la referencia es el actual subsecretario Social de Tierras, Urbanismo y Vivienda bonaerense, Evert Van Tooren. Ese diálogo encuentra particular eco en el actual edil radical Roberto Leonis. A esta altura nadie objeta el rol del funcionario provincial, como así tampoco nadie se opondría a que encabece la lista de concejales. Leonis ocupa el cargo de concejal y aspira a una diputación provincial por el alfonsinismo. Otro radical que pisa fuerte en el distrito es Pablo Dominichini, y seguramente será parte de la discusión. 

Los restos del vecinalismo que supo conducir el fallecido ex intendente Fernando Groppi también tienen voz y voto aquí. A través de su máximo referente, Pablo Losada -hoy funcionario bonaerense-, intentará no perder espacios. Hace unas semanas, una edil que respondía a su conducción (Alejandra Giménez) tomó distancia y formó un bloque aparte junto con Ramón Vallejo. Hoy, ambos, se encuentran cercanos a Fernando Gray.

Así las cosas, la apuesta es hacer la mejor elección posible a partir de la buena imagen de María Eugenia Vidal. Esta semana se llevará a cabo un acto en el club El Porvenir de Lanús; será el lanzamiento de la Mesa Seccional de Cambiemos. Allí, tal vez, se vean señales más claras de lo que se avecina para la Tercera.

Comentá la nota