Beatriz Rojkés dijo que “Tucumán es una provincia profundamente kirchnerista”

Durante una entrevista radial, la senadora nacional salió en defensa del modelo “K” y de la gestión de su esposo, el gobernador José Alperovich. “Hemos derrotado a los peores flagelos que hemos tenido”, aseveró. Además, descartó que Cristina piense reformar la Constitución para ir por la re-reelección y minimizó la pelea con Moyano.

ENVIAR A UN AMIGO

IMPRIMIR

VOTAR

1

La presidenta provisional del Senado de la Nación, Beatriz Rojkés, salió ayer en defensa de la gestión de su esposo, el gobernador José Alperovich, que en los últimos días fue escrutada por la opinión pública nacional, tras el paso de Jorge Lanata por la provincia, lanzando duras críticas sobre la situación social y política local.

En diálogo con Jorge Rial en su programa de radio La Red, la parlamentaria nacional sostuvo que "Tucumán es una provincia absolutamente mimada" en el proyecto político que conduce la presidenta Cristina Fernández de Kirchner y afirmó que "los números están a la vista, con lo que creció desde 2003 hasta hoy. Este crecimiento también corresponde al crecimiento que tuvo el país y el resto de las provincias. Lo que pasa es que cuando partimos de situaciones tan terribles como la que vivió Tucumán y vemos lo que ha cambiado, somos un pueblo muy agradecido", enfatizó.

La primera dama tucumana consideró que "cuando se escuchan muchísimas críticas desde Buenos Aires es porque no conocen la realidad de cada una de las provincias" y agregó que "no es casual que el kirchnerismo sea tan fuerte en las provincias pobres, porque es donde más se ha visto el cambio. La persona que no tiene gas, agua pavimento y escuela y de repente encuentra respuesta a todo esto y es muy agradecida al kirchnerismo", argumentó.

Rojkés de Alperovich dijo que eso último "se puede comprobar en las provincias, sobre todo en el Interior de las provincias, en la Argentina profunda como dice la señora Presidenta. Esto lo vivimos día a día, hoy en Tucumán la salud pública y la educación pública son superiores a la privada", aseveró.

La senadora nacional, empleando una frase acuñada por su marido, admitió que "falta muchísimo por hacer, pero por lo menos hemos podido derrotar a los peores flagelos que hemos tenido. Esto es lo que hace que Tucumán sea tan profundamente kirchnerista, porque nunca tuvo la posibilidad que hoy tiene", resaltó y aseguró que "este es el sentimiento del pueblo tucumano, en más del 70 por ciento".

Además, recordó que en Tucumán "venimos desde los 60 cuando se cerraron ingenios en la época de Onganía donde quedó gente muy desamparada. Nunca tuvimos antes políticas inclusivas, históricamente se hizo poco por los que menos tienen y se trabajó para los que más tienen", acotó. En cambio, sostuvo que "ahora tenemos un gobierno que trabajó especialmente para los que menos tienen, que generalmente son los que no van a llegar a los diarios y a la televisión, por lo que son opiniones que no son consideradas, pero que a la hora de apoyar un proyecto están firmes y sólidos, y cada vez que va la Presidenta a Tucumán así se lo demuestra".

Cuando se le preguntó si, en el caso de Tucumán, es agradecimiento o sumisión la que se expresa por el Gobierno nacional, Rojkés de Alperovich, respondió que "esto es fácilmente comprobable cuando se va a Tucumán y se ven los hospitales, las mejoras, las 150 escuelas, los adelantos que ha tenido. Quien recorre la provincia sin malas intenciones se va a dar cuenta de que Tucumán está bien. Hoy ir a la maternidad es un orgullo, porque cuando nos hicimos cargo había dos o tres parturientas por cama, y hoy tiene unidades de trabajo de parto que no las tienen ni los sanatorios privados. Hoy tiene la misma posibilidad el rico que el pobre. Esto es agradecimiento", remató.

El futuro de Cristina

Por otro lado, la senadora y esposa del gobernador de Tucumán dijo que no es momento de imponer un futuro candidato ni de gestionar un tercer mandato de Cristina Fernández de Kirchner al frente del Poder Ejecutivo Nacional.

"Es muy pronto y no sería conveniente dar en este momento como están las cosas ningún tipo de nombre. Es un equipo que está trabajando en todo el país y es por eso que se ven los avances. Oportunamente surgirá una decisión", explicó.

Sobre el mismo tema, dijo no tener "la sensación de que esté en los planes de la Presidenta reformar la Constitución para prolongar su mandato. Nunca he sentido ni siquiera la insinuación de eso", enfatizó.

Rojkés de Alperovich reconoció que hay versiones periodísticas al respecto y que el planteo a favor de una nueva reelección puede provenir de dirigentes alineados con el oficialismo. "Cada uno tiene libertad de plantear distintos debates pero esto no es algo que haya surgido de la Presidenta o que esté en este momento dentro de sus prioridades", insistió.

La pelea con Moyano

Al ser consultada sobre la pelea entre el Gobierno y el líder de la CGT, Hugo Moyano, Rojkés de Alperovich consideró que "independientemente de los vaivenes que puedan tener este tipo de relaciones Moyano jamás va a dañar al país ni a las instituciones. Se va manejar dentro de los lineamientos que permite la democracia, dentro de las protestas lógica, pero ni él ni el movimiento obrero van a dañar las instituciones", subrayó. Cuando se le preguntó sobre la posibilidad de un golpe institucional, como denunciaron algunos alfiles kirchneristas, la presidenta provisional del Senado dijo que "si uno revisa situaciones que se están dando en Latinoamérica no se puede descartar nada, todo es posible. Pero no creo que esto pase, lo que digo es que al momento de especular la imaginación no tiene límites", aclaró, para terminar.

Comentá la nota