Una auditoría descubrió un contrato millonario en la escuela de dirigentes del PJ

Una auditoría descubrió un contrato millonario en la escuela de dirigentes del PJ

La nueva conducción peronista encontró pruebas que van de la época de Kirchner hasta la conducción de Scioli. 

El Partido Justicialista (PJ), cuya doctrina histórica es lograr la felicidad del pueblo mediante la soberanía política, la justicia social y la soberanía económica, parece haberse desentendido de su propia esencia. Así consta en documentos oficiales del propio PJ que fueron detectados por una auditoría ordenada por el Interventor designado por la Justicia para normalizar el peronismo, Luis Barrionuevo. Incluso él, veterano de mil batallas y conocedor de los laberintos de las mil picardías peronistas, se sorprendió cuando esos analistas le comunicaron que el Partido había “privatizado” la formación y capacitación de los afiliados y dirigentes del Justicialismo. ¿Qué descubrió el señor Barrionuevo? Un contrato, entre otras cosas. El 5 de junio del 2010, Néstor Kirchner firmó un convenio, como vicepresidente del Consejo Directivo del PJ, mediante el cual entregaba la formación y la capacitación política de los afiliados y dirigentes del peronismo. Ajena a la estructura partidaria, la beneficiaria, que ganó cifras millonarias pero aun desconocidas por asumir ese trabajo, con resultados también desconocidos, fue la enigmática, ignota Asociación Civil Instituto de Formación Política y Políticas Públicas Gestión Argentina, cuyo nombre se resumió como “Gestar”. Kirchner rubricó ese contrato con el entonces titular de Gestar y gobernador de San Juan, José Luis Gioja, quien con el paso de los años llegó a ser el titular PJ. Eso sí, tuvo la precaución de ceder antes la dirección de “Gestar” a otro dirigente peronista, Mauricio Mazzón.

“Gestar” siguió cobrando durante ocho años -o sea dos períodos presidenciales- la plata del Justicialismo para formar a sus afiliados. En lugar de pagar el ya fallecido Kirchner, ahora pagaba Gioja. En lugar de cobrar Gioja por “Gestar”, empezó a cobrar Mauricio Mazzón. Hijo del histórico operador peronista Juan Carlos “El Chueco” Mazzón, también fallecido.

Mirá tambiénAlfredo Cornejo pospuso su intento de reformar la Corte con votos del kirchnerismo

¿Donde operaba físicamente “Gestar”? Según los documentos encontrados por la auditoría de la intervención del PJ, el domicilio legal de la asociación civil está ubicado en un departamento del edificio de la calle Combate de los Pozos 165. La guía telefónica indica que, en un departamento contiguo, el teléfono fijo sigue a nombre de Mazzón padre.

Azares peronistas.

Clarín intentó comunicarse con “Gestar”. La réplica fue la siguiente: “El número solicitado no corresponde a un cliente en servicio”, informaba, de modo repetitivo, en diferentes horarios, la voz grabada de una dama con buena locución que representa oficialmente a la empresa telefónica.

Clarín accedió al texto de ese contrato único que “privatizo” la pedagogía que del PJ, que antes educaba a sus bases mediante la palabra de sus autoridades, intelectuales, o la academia conformada por ideólogos, pensadores e interpretes variados y variables de la plasticidad del legado doctrinario de Juan Perón.

Si cobraban, cobraban del partido.

El partido no le pagaba a un tercero un precio fijado mediante un convenio.

Clarín accedió a esa atìpica herramienta que desfinanció al PJ, pero financió a “Gestar”. Que algo sea atípico en el siempre atípico peronismo ya es mucho decir.

Mirá tambiénLuis Barrionuevo denunció que atacaron a piedrazos la sede del PJ

El título del instrumento dice así: “Convenio de Cooperación de Capacitación y Formación Política”.

En su primera cláusula, estipula que “Gestar se compromete a diseñar, organizar e implementar un Programa de Capacitación y Formación en diversos aspectos de la gestión pública, desarrollo de políticas, planificación estratégica, conducción política, liderazgo, y comunicación pública, para los diferentes niveles de gobierno”.

La segunda cláusula indica que esa formación está destinada a “los afiliados y adherentes del PARTIDO JUSTICIALISTA”. Y agrega un dato: se deja asentado que este trabajo se hará en el marco de las obligaciones de capacitación establecidas en el artículo 12 de la ley 26.215”.

¿Qué significa ésto?

Fueron los Kirchner los que reformaron la Ley de Financiamiento de los Partidos Políticos, es decir, la legislación citada en ese contrato. ¿Qué dice el artículo 123 de la ley 26.215? Esto: “Los partidos deberán destinar por lo menos el veinte por ciento (20%) de lo que reciban en concepto de aporte anual para desenvolvimiento institucional al financiamiento de actividades de capacitación para la función pública, formación de dirigentes e investigación”.

Azares peronistas.

A Kirchner sirvió lo estipulado por esta Ley para garantizarse que la asociación “Gestar”, creada un mes antes de ser contratada por el PJ, sea financiada por su partido.

“Gestar” está conformada por dirigentes conocidos del peronismo que luego abandonaron esa institución pedagógica que le cobraba al Justicialismo.

Este espíritu de “tercerización” de la formación de los cuadros del PJ podría contradecirse con la Carta Orgánica del partido.

En varias cláusulas del contrato se menciona, de modo insistente, que será el peronismo oficial quien pagará con sus fondos el trabajo de “Gestar”. Incluso Kirchner, siempre celoso de los gastos, se comprometió “a realizar los esfuerzos pertinentes a fin de obtener los recursos necesarios para el desarrollo del Programa de Capacitación y Formación” por el que “Gestar” se financió durante ocho años.

Muerto Kirchner, el convenio venció a los 24 meses. Esta vez fue el ex gobernador bonaerense Daniel Scioli quien firmó una actualización de ese contrato, esta vez con renovación automática.

Así ocurrió.

Hoy “Gestar” es una página web en la que se estimula a los afiliados del peronismo a realizar diferentes cursos, aunque la información concreta sobre ellos, y sobre resultados y “egresados” anteriores sea casi nula.

El contrato original carece de obligaciones y protocolos de evaluación de sus resultados.

Descuidos peronistas.

Kirchner inauguró las funciones de “Gestar” con un discurso.

La hipótesis de los investigadores del nuevo PJ es que la asociación civil se pudo haber utilizado para desviar fondos para la política, o los políticos, K.

Esa hipótesis podría no sostenerse como tal si se hubieran encontrado en la sede del Justicialismo, algún libro contable que haya registrado en qué gastó sus fondos el Partido. Se lo buscó y no se lo encontró. Tampoco aparecieron actas que reflejen el trabajo del antiguo Consejo Directivo.

Barrionuevo dice ser un “soldado de la Justicia”. Y prometió ser más prolijo que las autoridades que antes manejaba Gioja. Entre otras irregularidades, la intervención del PJ detectó que la sede de Matheu 130 sí pagó contratos de militantes de “Unidad Ciudadana”, el partido que Cristina Kirchner formó, se supone, por fuera de la estructura del Justicialismo. Llamó la atención de quienes visitaron el lugar, ver cajones de escritorios repletos de boletas de… “Unidad Ciudadana”. Según pudo saber este diario, Barrionuevo ordenó descolgar cuadros de Néstor y Cristina Kirchner. Solo habrá imágenes de Juan y Eva Perón. Su idea es convocar a todos los jefes del peronismo que no hayan migrado al partido ahora sin sede, “Unidad Ciudadana”.

Si bien Barrionuevo logró en un día tomar posición física de Matheu 130, enfrentando a un débil Gioja, quien se había enterado de que sería removido como jefe del Peronismo, partido al que llamó el “más poderoso de Latinoamérica”, escuchando radio. La intervención legal de los asesores de Barrionuevo tuvo que batallar por un tiempo más con los operadores de “Gestar”. Ocurre que eran ellos, por ejemplo, los administradores de las sedes “virtuales” del PJ. La cuenta de Twitter. O su página web.

Sin empujones, la intervención ya logró bloquear la intrusión del sitio oficial del Justicialismo en la inasible red.

Si hoy algún afiliado quiere acceder a www.pj.org.ar, solo leerá esta frase: “Página momentáneamente fuera de servicio”.

Coment� la nota