Arranca la segunda edición de la Feria de Vinos Orgánicos

Arranca la segunda edición de la Feria de Vinos Orgánicos

El mercado de la alimentación orgánica pasó la prueba de fuego: dejó de ser una moda para transformarse en una tendencia firme, adoptada por un público cada vez más amplio y con más conocimientos sobre el tema de la nutrición saludable y una producción amigable con el medio ambiente. Y, por supuesto el vino, no podía quedar al margen de esa movida.

Se estima que ya existen 60 bodegas que siguen los conceptos orgánicos en el país. Se trata, entre otros aspectos, de no utilizar productos sintéticos y/o tóxicos en el cultivo y tampoco máquinas para la cosecha de la vid.

Bastante de ese crecimiento se ve reflejado en la segunda edición de la Feria de Vinos Orgánicos, que arranca hoy y termina mañana a la noche en La Botica del Angel, con ejemplos de lo más estricto en esta tendencia: los productos biodinámicos.

Antes de explayarse sobre esta movida, Juan Pino, licenciado en Ciencias Ambientales y uno de los organizadores de la feria, explica que entre las características de los vinos orgánicos se destaca la ausencia de pesticidas, herbicidas, fertilizantes, antibióticos y cualquier otro producto sintético y/o tóxico desde el viñedo. Señala que se prioriza el uso de estiércol y compost y que por enfermedades en la uva se permiten sólo algunos productos naturales.

Para estas bebidas, aclara Pino, está prohibido usar uva dañada e incluso máquinas durante la cosecha. Lo mismo pasa con los corchos que no sean naturales y no estén enteros. Hay organismos que certifican que la elaboración sea orgánica, y que el proceso demanda años, apunta.

Comentá la nota