Alerta roja por dos ingenios que acumulan más de dos millones de litros de vinaza

Alerta roja por dos ingenios que acumulan más de dos millones de litros de vinaza
Se trata de las plantas de Santa Bárbara y Santa Rosa. Las autoridades santiagueñas piden triplicar los controles hasta que eliminen el desecho que está a punto de rebasar extensos piletones.

Los controles a los ingenios tucumanos por parte de equipos técnicos del Comité de Cuenca Salí Dulce, Secretaría del Agua, Defensoría del Pueblo, conjuntamente con Ambiente de la Nación y de Tucumán, determinaron la existencia de enormes extensiones de vinaza acumulada en dos ingenios Santa Rosa y Santa Bárbara. La situación es evaluada como crítica por parte de las autoridades santiagueñas, quienes piden duplicar y hasta triplicar los controles sobre estas firmas.

Así lo manifestó en diálogo con EL LIBERAL, el defensor del Pueblo, Martín Díaz Achával, quien reveló que estos dos ingenios están eliminando el desecho, pero que aún acumulan más de 200 millones de litros. Esto ante la grave sequía que enfrenta la cuenca, representa un serio peligro, reflejó.

“Preocupan los 200 millones de litros de vinaza y por eso se tienen que triplicar los controles, pero empezamos mejor que el año pasado que al inicio de la zafra, había 2.500 millones de litros de vinaza acumulados”, reflejó el ombudsman quien puntualizó que los ingenios en la mira son el Santa Rosa y el Santa Bárbara.

Por el contrario, indicó que los ingenios Leales, Concepción y Florida eliminaron la vinaza acumulada y también los inmensos reservorios. Pese al escenario crítico reflejado por el funcionario santiagueño, manifestó su optimismo porque estos 200 millones de litros de vinaza acumulados, representan menos del 10% de lo que estaba acumulado el año pasado antes de la zafra (2.500 millones de litros). Además, mencionó que el ingenio Santa Bárbara fue obligado a clausurar un canal que alimentaba el piletón con vinaza que está ubicado a pocos metros del río Chico, tributario del embalse Río Hondo.

En la jornada de ayer, se realizaron inspecciones en el ingenio Bella Vista, que esta temporada volverá a destilar. Díaz Achával comentó que en las actas de inspección “deslindamos responsabilidades” sobre el efectivo cumplimiento de los compromisos ambientales por parte de la firma, debido a que no se realizó un examen exhaustivo de los planes de disposición de la vinaza. Del mismo modo, objetó que el ingenio San Juan todavía traslade el desecho que acumula en un piletón hacia los campos, en camiones.

Pese a todo, dijo que ve una “profunda voluntad” de los ingenios de cumplir con las observaciones y las críticas que se realizan en los controles, aunque dijo que mucho tienen que ver la decisión de Nación de no permitir destilar aquellas plantas que no están aptas ambientalmente.

Coment� la nota