Advierten problemas para invertir en gas por la baja demanda estival

Advierten problemas para invertir en gas por la baja demanda estival

La importante consultora mundial Wood Mackenzie ve problemas urgentes si no se puede almacenar el gas sobrante, venderlo a Chile y negociar con Bolivia

Una condición estructural del mercado argentino de gas podría planchar las inversiones en Vaca Muerta si no se encuentran soluciones "de inmediato". Éste es el diagnóstico de la importante consultora mundial Wood Mackenzie, que ve que la baja demanda del fluido durante el verano hará poco rentables los proyectos si no se puede evacuar mediante exportación o mantenerlo almacenado.

En diálogo con El Cronista, Mauro Chávez Rodríguez, Senior Research Analyst Gas & Power para América latina en la consultora, expresó que la solución comercial más viable para no parar la producción en la Cuenca Neuquina y complicar las inversiones es desregular por completo la exportación a Chile. Desde hace unos meses, el Gobierno permitió venderle gas al país vecino durante el verano, con el compromiso de reimportar la misma cantidad en el invierno. Sin embargo, la visión es que primero se debe conquistar el mercado trasandino con precios competitivos y mantener un abastecimiento estable.

"Hay un problema de dónde colocar el gas en verano, cuando baja la demanda. Hay un contrato con Bolivia que va incrementando el volumen y tiene cláusulas de take or pay. No se puede cancelar. Una solución parcial es renegociar los términos y bajar los volúmenes importados en verano, con mejores precios para ellos en el invierno", propuso Chávez Rodríguez.

Las proyecciones de Wood Mackenzie para el mercado argentino en los próximos años es que la generación eléctrica va a tener un consumo de gas estable, con mayor eficiencia por los proyectos de cierres de ciclo combinado y cogeneración adjudicados este año. Asimismo, el sector comercial y residencial bajará poco su demanda por la suba de las tarifas y tendrá una mayor cobertura (más consumidores) en el mediano plazo. En ese sentido, los grandes ganadores de la eventual mayor producción de Vaca Muerta serán los industriales, que podrán ver una sustancial baja de costos.

Frente a esto, y con yacimientos como El Orejano o Fortín de Piedra con la productividad en niveles similares a los mejores de Estados Unidos -según la visión de Wood Mackenzie-, "habrá que exportar a Chile o construir almacenamiento subterráneo". "No se puede desarrollar Vaca Muerta con este problema de demanda, y el Gobierno debe intermediar con soluciones", dijo Chávez Rodríguez.

Otro tema que preocupa al sector es la Resolución 419-E/2017 del Ministerio de Energía, que modificó los subsidios que abonará el Estado por el Plan Gas. La reciente normativa premiará solamente al gas incremental de pozos nuevos, con lo que deja afuera a muchos actualmente en producción. Para Wood Mackenzie, "es un problema que inquieta a las empresas y hay que resolver".

A su vez, la estimación de la consultora es que "hacia 2025, casi toda la producción de gas estará concentrada en la Cuenca Neuquina". "Desde el punto de lado energético, se necesita mayor confiabilidad, y desde lo operativo, más transporte (gasoductos troncales, logística). También se puede sumar la Cuenca Austral". De concretarse, esto significaría una reconversión social en la Patagonia, por la cantidad de empleos que se perderían en Chubut.

Comentá la nota