Advierten que cierre de terapia pediátrica en el Durand podría aumentar mortalidad infantil

El médico pediatra del Hospital Durand, Oscar Trotta, advirtió que el cierre de la sala de terapia de ese nosocomio podría derivar en un aumento de la mortalidad infantil de la Ciudad y dijo que la situación es "responsabilidad exclusiva" del gobierno porteño.

Ayer, los médicos hicieron una conferencia de prensa en las puertas de la institución para advertir sobre la situación, acompañados por legisladores, funcionarios y referentes kirchneristas de la ciudad.

"En 2010 la tasa de mortalidad infantil en la ciudad fue de 6,7. En 2011 aumentó dos puntos y llegó al 8,7; es decir que 90 pibes más murieron el año pasado. En este contexto, cierran la terapia del Durand", explicó el médico.

Trotta indicó que el cierre "es consecuencia de la falta de designación" de personal médico, que "es responsabilidad exclusiva del ministerio de salud del gobierno de la ciudad de Buenos Aires, ya que desde el hospital fueron cumplidos todos los pasos para el nombramiento de los médicos".

En ese marco, el profesional explicó que en agosto de 2010 se inauguró la terapia intensiva general del hospital, y que en la parte pediátrica "cortaron la cinta pero no se puso en funcionamiento" en ese momento, sino que se hizo recién a mediados de 2011 "pero con déficit de personal".

"La terapia infantil funcionó durante ocho meses pero con dificultades por no tener el personal médico y de enfermería necesario. Ante el brote de bronquiolitis que se produce en abril de este año y el aumento de la demanda de camas de la terapia, los médicos saturados empiezan a renunciar", indicó.

Ante esta situación, los niños internados debieron ser derivados a otros hospitales de la ciudad y la provincia de Buenos Aires; e incluso, con amparos judiciales mediante, a clínicas privadas que son contratadas por el gobierno porteño.

Según precisó Trotta, el sistema público de la Ciudad tiene 90 camas de terapia infantil, de las cuales 8 correspondían al Durand. "Casi el 10% de las camas", advirtió el médico, que integra un grupo de 40 profesionales "autoconvocados" del Hospital Durand.

Comentá la nota