Acusan a un intendente de haber financiado una secta satánica que drogó y mató a nene de 12 años

Acusan a un intendente de haber financiado una secta satánica que drogó y mató a nene de 12 años

Se trata de Víctor Cemborain, jefe municipal de la localidad correntina de Mercedes. La monja Martha Pelloni lo acusó en medio del juicio por el brutal crimen de Ramón González, un niño al que drogaron, violaron, empalaron y que luego de muerto, decapitaron

La hermana Martha Pelloni lanzó ayer una dura acusación contra el intendente de la localidad correntina de Mercedes, Víctor Cemborain, al decir que el jefe municipal financió a una secta satánica que en el año 2006 drogó, violó y asesinó a Ramón González, un nene de 12 años.

La acusación fue hecha en medio una audiencia del juicio que se le sigue a Daniel Alberto Alegre, un hombre que se habría encargado de cortarle la cabeza a la víctima después de muerto y de arrancarle el cuero cabelludo. El brutal crimen del niño, más conocido como "Ramoncito", fue descubierto el 8 de octubre de 2006, cuando apareció su cuerpo decapitado junto a las vías del tren.

Por el crimen ya fueron condenados a perpetua nueve integrantes de una secta que que ponía en practica ritos kimbanda y otros cultos de origen africano. La monja Pelloni, quien se hiciera conocida por organizar las "marchas de silencio" que siguieron al crimen de María Soledad Morales en Catamarca en 1991, trabajó desde la Fundación "Infancia Robada" durante la investigación del crimen de "Ramoncito". Además, se encargó de cuidar a la testigo clave, una nena de 14 años que presenció todo lo ocurrido y a quien se conoce como "Ramonita".

“Martina Bentura y Ana María Sánchez recibían plata, no sé los demás. Recibían plata de los que Ramonita llamaba los tres grandes: uno era Tito Enciso y otro el actual intendente de esta ciudad, Víctor Cemborain”, declaró la religiosa, quien afirmó que Alegre es uno de los que violó a Ramoncito y después le cortó la cabeza y lo escalpeló. "Eso me lo contó la misma Ramonita durante los diálogos que mantuvimos", añadió.

Contó cómo "le pagaron 1.300 pesos" a una madre para que entregara a un bebé al que luego "en un rito violaron y mataron". "Martina Bentura -una de las condenadas le pagó a una mujer por un bebé que entregó a Víctor Cemborain, y que después en un rito violaron y mataron, como hicieron con muchos otros para después de sacarles algunos huesitos, que guardaban como parte del ritual, tirarlos frente a la casa de personas de Mercedes a las que no querían”, precisó Pelloni.

Solicitó al tribunal que se abra una nueva investigación al sostener que Martina le envió a Cemborain con Ramoncito una esquela que decía “el trabajo ya está preparado”. En su declaración, Pelloni detalló cómo “la secta utilizaba chicos a los que obligaba a participar en la venta de drogas en el lugar y además de los ritos que hacían".

"La noche de la muerte de Ramoncito (el 7 de octubre de 2006) él y Ramonita fueron enviados a vender droga y le dieron la plata a Martina. Gracias al testimonio de una nena llamada Clarita, se había iniciado una investigación judicial por la relación de este grupo con la venta de drogas, pero que luego paso al fuero federal y ahí todo murió", sostuvo.

Coment� la nota